Historia de nuestra Liga La Reina

De jugar en canchas arrendadas a conseguir desarrollar uno de los complejos deportivos mejor equipados, esta es la historia de nuestra Liga y su desarrollo.

Fundación

Cuando un grupo de clubes que participaba en los torneos que organizaba la Liga Estudiantes Los Guindos se reúnen a fines de la competencia del año 1971 y deciden emanciparse de dicha Liga y fundar una propia.

Esta separación fue una consecuencia por un descontento generalizado por los acuerdos del Tribunal de Disciplina durante ese año, los errores y falta de calidad de los arbitrajes deficientes de la competencia. Un relato fidedigno de los echos más relevantes los cuenta don Osvaldo Galvez Asun , quien en esa época era integrante de dicho Tribunal. Conocedor de los fallos y arbitrariedades de dicho tribunal, se transforma en un impulsor de la opción de separarse de la Liga Estudiantes Los Guindos.

Fue así como un día 14 de diciembre de 1971, la mayoría de los clubes deciden reunirse sin la presencia de los equipos Juvsel y Estudiantes Los Guindos, los cuales se reúnen en la casa de don Milton Millas Bauerle y acuerdan oficialmente separarse, dando el manifiesto de independencia y fundación de la Liga La Reina.

En un principio, la Liga estuvo conformada por más de 30 clubes que compartían una visión del fútbol centrada en la camaradería y el espíritu amateur. Eso no fue un impedimento para que Liga La Reina se convirtiera en una de las ligas más competitivas del circuito deportivo de aquella época que eran los torneos Interligas, competencias que duraron hasta el año 1978-1979.

El sueño del estadio propio

En sus orígenes, Liga La Reina fue una agrupación de equipos Junior que jugaban en diversos estadios. Algunas de estas canchas eran Macul, Físico U. De Chile, Colegio San Ignacio y el Estadio La Reina. También participaban clubes de colonia que hacían de local en sus propios estadios: Stadio Italiano, Estadio Israelita y Estadio Yugoslavo.

La inquietud deportiva por comprar terrenos y construir un estadio propio era el gran proyecto que fue impulsado en gran parte por los dirigentes del Club U. Estudiantes U., que en ese momento se había integrado a la Corporación Liga La Reina, proveniente de la A.U.F (Asociación Unida de Fútbol) por su falta de interés y ganas en adquirir un terreno propio, y así cumplir con el gran anhelo de desarrollar un proyecto de llegar a tener un propio estadio.

Todos estos anhelos encontraron tierra fértil entre los clubes que no contaban con un recinto o terrenos para llegar a tener un estadio. Y así empezó primero la búsqueda de un terreno.

Había que constituir una sociedad Anónima para lo que significaba la importancia de tenerla formada para solicitar a la banca privada los fondos necesarios para adquirir los terrenos. Esta se conformó en el año 1985-1986.

En el invierno 1987 apareció la oportunidad. El 10 de Agosto de ese año, el director Mario Bravo Mina informó al directorio de la Liga de la venta de un terreno de há6,5. Estaba ubicado en el fundo Santa Rosa de Huechuraba, en ese entonces comuna de Conchalí, y la suma ascendía a 4.025 UF ($16.341.274 de la época).Se iniciaron entonces las negociaciones. Por una parte, con don Hernán Johnson Llona, propietario de dicho predio y, por otra, con el Banco Sudamericano para obtener el financiamiento correspondiente.

El crédito fue aprobado en octubre de 1987. El monto de U.F. 4.800, un poco mayor al valor del Terreno para llevar a cabo las construcciones más inmediatas. En síntesis las condiciones financieras fueron las siguientes: se cancelaría a cinco años plazo con amortizaciones semestrales a una tasa de interés negociable cada seis meses. Para el primer período ésta fue de U.F. + 8,5 por ciento anual, teniendo como garantía la hipoteca del terreno y de la sede social de Simón González 6808, la cual fue nuestra primera casa. Esta había sido adquirida en 1980.

Tras innumerables trámites para obtener la documentación que se requiere para estas operaciones comerciales, finalmente el 14 de diciembre del año 1987 (curiosamente en el día de su decimo séxto aniversario) se firmó la escritura de compra-venta, a la cual concurrieron firmando dicha escritura el president Don Raúl Farfán Carmona y el Tesorero Mario Bravo Mina.

El paso siguiente fue el anteproyecto. El directorio llamó a concurso obteniendo el primer lugar la oficina de los arquitectos C. Del Solar y F. Espinoza. Ya en marzo de 1988 se puso la primera piedra o más bien se sembró el pasto primero de dos de las cuatro canchas, se cerró el predio, se construyó la noria, se plantaron árboles y se habilitó, en forma provisoria, la casa del cuidador. Además se habilitaron los primeros camarines provisorios en el sector norte de la cancha 2.

En 1990 se habilitó la cancha 3 y los el recinto de camarines y en 1992 la cancha 4.El desarrollo de las instalaciones continuó en 1995 con la construcción de nuestro Club House, el cual fue inaugurado dos fiestas: una en abril de 1995, en la que se invitó a dirigentes de todas las ligas pares, dirigentes de las universidades y autoridades de Estado; y la segunda fue una gran fiesta con la participación de los socios y sus familias.

En el año 2000 se instaló la iluminación artificial, comparable con la de cualquier estadio de fútbol profesional, convirtiéndose en la primera Liga en contar con iluminación artificial en sus cuatro canchas, con una calidad de iluminación el 540 lux por m2 lo cual permitía técnicamente filmar partidos para la televisión.

La última gran inversión fue en el año 2010 cuando se construyeron los nuevos camarines, más modernos y espaciosos.